Feel Good

Tips nutricionales

Cómo la alimentación influye en el estado de ánimo

El tránsito, las cuentas al final del mes o un vecino ruidoso ponen de mal humor a cualquiera.

¿Pero sabías que los fritos, la comida rápida y demasiada grasa también influyen en el estado de ánimo?. Es importante saber que se puede comer rico sin engordar ni tener otras consecuencias negativas. Pero para esto será clave analizar el factor “cantidad¨”, por lo que se deben evitar los excesos. Los expertos recomiendan aprender a ingerir la media porción y compartir el plato con alguien si son abundantes, en el caso de los restaurantes. Por otro lado se debe controlar la frecuencia con la que uno sale a comer.
A su vez, hay que considerar que para disfrutar un buen sabor no hace falta atiborrarse de comida. La clave está en masticar bien, degustar, disfrutar la comida desde el primer bocado.

“Es necesario tener en claro que la comida está ligada a una cuestión de placer que es natural, y no hay que negarla. El problema es cuando uno se siente culpable porque le gusta comer. Entendamos que este es un placer que nos ha sido dado naturalmente para perpetuar una conducta que es necesaria en la especie humana. Disfrutar no tiene que ser algo negativo, si se cuida la cantidad”, indicó Aranda.

Claves para que la dieta no sea un sufrimiento
• No debe ser muy restrictiva en calorías.
• Debe incluir alimentos que a la persona le gusten, por ende, es mejor si son personalizadas.
• No deben ser prohibitivas, ya que esto traerá rebeldía y bronca.
• No se debe “amontonar” hambre, por lo que hay que comer cada 3 o 4 horas. Así se evitará la compulsión.